La realidad de las bolsas ecológicas

las bolsas ecológicas

En el artículo de hoy analizaremos la realidad de las bolsas ecológicas ¿Son realmente amigables con el medio ambiente?

Las bolsas ecológicas tomaron auge a raíz de la reforma al Art. 25 de la Ley de Residuos Sólidos publicada el 25 de junio de 2019, en la que se prohíbe la comercialización, distribución y entrega productos plásticos de un solo uso como:

  • Bolsas
  • Cubiertos
  • Platos
  • Vasos y tapas
  • Popotes
  • Bastoncillos para hisopos de algodón,
  • Globos y varillas para globos
  • Charolas para transportar alimentos
  • Aplicadores de tampones
  • Productos fabricados a partir de unicel.

Pero, ¿A qué bolsas nos referimos?

Según la legislación, las bolsas exentas a la prohibición son las de tela, yute, rafia (tipo costal), plástico tejido o malla; la única condición es que sean duraderas y puedan reutilizarse en múltiples ocasiones.

Sedema especifica que las bolsas deben contener un 50% de material reciclado post-consumo y ser 100% reciclables.

La famosa bolsa ecológica o “bolsa verde” ha sido la alternativa que muchas personas y prácticamente todos los super mercados han adoptado debido a la prohibición de las bolsas de plastico de un solo uso.

Sin embargo, estas bolsas que se venden en el supermercado, tampoco son la mejor solución debido a que se utilizan pigmentos dañinos para fabricarlas y además tampoco son tan duraderas como se piensa.

Estas bolsas están fabricadas con polipropileno y aunque en teoría deberían ser más resistentes, lamentablemente son de mala calidad, por lo que es muy fácil que se rompan y terminen generando más basura.

Así pues, la mejor opción es buscar opciones de bolsas tela duraderas, de preferencia de materiales reciclados para que sea sustentable.

Compartir el artículo:

Artículos que podrían interesarte:

Scroll to Top