Preguntas frecuentes

Dependiendo del tipo de equipo que adquirió, en el momento de la entrega se le explicará cuáles son los tiempos para realizar los servicios preventivos.
La capacitación puede ser mensual, trimestral, semestral, etc. Depende de la cantidad de personal activo y rotación en la institución, también de la modificación o actualización de la Legislación.
Cada que exista una modificación o reforma a la Legislación Ambiental en la que la empresa, organización o institución tenga interés.
No existe un color o envase específico. Se envasan en recipientes o contenedores apropiados de acuerdo a su nivel de peligrosidad y características. Por ejemplo, un residuo con características corrosivas no se envasaría en un contenedor de plástico porque éste se corroería y existiría un derrame potencialmente peligroso.
Los RPBI se envasan de acuerdo a sus características en Bolsas o recipientes de polipropileno de color rojo y amarillo dependiendo del residuo. Estos envases tienen características especiales de resistencia para cada tipo de residuo.
De acuerdo a la Ley, la obligación del generador es separar sus residuos en contenedores de color gris (inorgánico) y verde (orgánico) y en bolsas de distinto color con excepción de los colores designados para los RPBI. Así mismo, los residuos inorgánicos se deben separar por sus características, es decir, papel, cartón, plástico, etc.
El sistema de los camiones de carga trasera realiza la maniobra enganchando el contenedor por los lados y posteriormente el sistema lo voltea automáticamente, vertiendo la basura en la tolva, para su posterior compactación. Aquí podemos ver un video del sistema en acción:
El sistema Roll Off engancha los contenedores o tolvas y por medio de un sistema hidráulico los levanta y jala para cargarlos en el chasis del camión.
Los residuos sólidos urbanos se clasifican en orgánicos e inorgánicos. Los residuos orgánicos son todos aquellos de origen natural, ya sea de origen vegetal o animal. Ejemplos de estos residuos son: desperdicios de frutas, verduras, cáscaras de huevo, restos de comida, entre otros. Por otro lado, los residuos inorgánicos son aquellos que no son naturales y que sus componentes han pasado por algún proceso industrial sin que esto los convierta en un residuo peligroso. Ejemplos de estos residuos son: papel, cartón, plástico, vidrio, metal.

Se clasifican de acuerdo a sus características de peligrosidad. Estas características son:

  • Corrosividad
  • Reactividad
  • Explosividad
  • Toxicidad (Ambiental, Aguda y Crónica)
  • Inflamabilidad

Los RPBI se clasifican de la siguiente manera: 

• La sangre en su estado líquido
• Los cultivos y cepas de agentes biológicos infecciosos (material para transferir e inocular muestras) 
• Los patológicos (tejidos, órganos, partes extirpadas, muestras biológicas, cadáveres y partes de animales) 
• Los residuos no anatómicos (recipientes con sangre líquida, materiales de curación saturados o empapados en sangre) 
• Los objetos punzocortantes que han estado en contacto con humanos o animales (agujas, lancetas, navajas y bisturí) 

Sí, contamos con todas las refacciones de cada uno de los equipos. Somos distribuidores exclusivos de las refacciones, por lo que usted tendrá la seguridad de que está comprando una pieza original.
Esto depende del requerimiento que usted tenga, tanto se puede llevar el equipo a nuestras instalaciones como podemos ir a las suyas y realizar el mantenimiento.

Sí, la Ley General para la Prevención y Gestión integral de Residuos (LGPGIR). Esta norma establece los lineamientos que los pequeños, medianos y grandes generadores de basura deben seguir en cuanto al manejo de estos residuos y su responsabilidad con el medio ambiente.

Sí, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos.
Sí, la Norma Oficial Mexicana NOM-087-ECOL-SSA1-2002. Contempla todo acerca de los RPBI.
Sí, de hecho existen varias. La Norma Oficial Mexicana NOM – 052 – ECOL -1993, considera las clasificaciones, pruebas de peligrosidad, características, procedimiento de identificación y listado de residuos peligrosos. La NOM – 054 – SEMARNAT – 1993, que considera a los recipientes o embalajes que contienen o contuvieron residuos peligrosos así como la incompatibilidad entre dos o más residuos peligrosos.
Sí. Si usted requiere la póliza de servicio nosotros se la proporcionamos y la agregamos al costo de su equipo.
La póliza de servicio de mantenimiento se ofrece por el tiempo que usted requiere le demos servicios preventivo.
El manejo integral de residuos es, como su nombre lo indica, realizar un procedimiento del manejo de los desechos de cualquier naturaleza (no peligrosos, de manejo especial y peligrosos) desde su generación hasta su disposición final. Este proceso incluye, clasificación, envasado, almacenamiento temporal, recolección interna, recolección externa y disposición final.
Son todos los trámites obligatorios que debe realizar una empresa, industria o institución generadora de residuos con el fin de cumplir cabalmente con todos los requisitos que las Autoridades Ambientales les soliciten en concordancia con la Legislación Ambiental Vigente.
La garantía para todas las partes es de 3 meses. Sin embargo, en partes eléctricas no hay garantía.
Estos residuos se llevan a un sitio de disposición final autorizado según la Normatividad Ambiental donde dan el tratamiento adecuado a cada clasificación de estos residuos.
Los residuos son transportados a un sitio autorizado para la disposición final de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana-083-SEMARNAT-2003, donde se les da el tratamiento adecuado a tus residuos.
Usted se expone a sanciones de las Autoridades Ecológicas competentes, que van desde multas económicas, arrestos administrativo y dependiendo de la gravedad de la mezcla de residuos a un posible cierre indefinido de la empresa, industria o institución generadora.
Todo el personal involucrado en la generación de cualquier tipo de residuo. Desde puestos directivos hasta el personal que los recolecta.
Los RPBI son tratados por métodos físicos y químicos que garanticen la eliminación de microorganismos patógenos y deben hacerse irreconocibles para su disposición final en los sitios autorizados. Los patológicos específicamente deben ser incinerados o inhumados. En caso de ser inhumados se debe tener autorización de la Secretaria de Salud (SSA).
Llevan un tratamiento físico-químico dependiendo de sus características de peligrosidad con el fin de neutralizarlos y disponerlos como residuos no peligroso en los sitios autorizados. Otros más, por sus características se les confina por tiempo determinado.
El generador se expone al mal uso de algunos residuos peligrosos, a contribuir a la contaminación del medio ambiente, a tener contrariedades con la PROFEPA, a sufrir un accidente grave, al mal manejo de estos residuos por gente que desconoce los residuos que se están almacenando.
Según la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos los residuos de manejo especial se clasifican de la siguiente manera:
  • Residuos de servicios de salud, generados por los establecimientos que realicen actividades médico-asistenciales a las poblaciones humanas o animales, centros de investigación, con excepción de los biológico-infecciosos.
  • Lodos provenientes del tratamiento de aguas residuales.
  • Residuos de la construcción, mantenimiento y demolición en general.
  • Residuos tecnológicos provenientes de las industrias de la informática, fabricantes de productos electrónicos o de vehículos automotores y otros que al transcurrir su vida útil, por sus características, requieren de un manejo específico.
  • Otros que determine la Secretaría de común acuerdo con las entidades federativas y municipios, que así lo convengan para facilitar su gestión integral.
Las refacciones de uso común son aquellas que por la naturaleza de la operación del equipo presentan un desgaste mayor que otras piezas del sistema. Por lo tanto, requieren un continuo reemplazo para que el equipo funcione de manera eficiente.
Los Residuos de Manejo Especial son aquellos generados en los procesos productivos, que no reúnen las características para ser considerados como peligrosos o como residuos sólidos urbanos, o que son producidos por grandes generadores de residuos
Los residuos peligrosos biológicos infecciosos (RPBI), son aquellos que se generan durante las actividades de asistencia médica tanto de humanos como de animales en los centros de salud, laboratorios clínicos o de investigación, bioteros, centros de enseñanza e investigación, principalmente; que por el contenido de sus componentes puedan representar un riesgo para la salud y el ambiente.
Los Residuos Peligrosos CRETI son aquellos que poseen alguna de las características de corrosividad, reactividad, explosividad, toxicidad, inflamabilidad, o que contengan agentes peligrosos que les confieran peligrosidad, así como envases, recipientes, embalajes y suelos que hayan sido contaminados cuando se transfieran a otro sitio.
Los residuos sólidos urbanos son todos aquellos residuos no peligrosos que son generados en los domicilios, empresas, comercios, industrias, vía pública, por la población en general.
  • Riesgo de los Residuos Hospitalarios.
  • Procedimiento de seguridad para el manejo de RPBI.
  • Métodos para atender accidentes y derrames, con base en el programa de atención a contingencias.
  • Normatividad en la materia y consecuencias del incumplimiento, entre otros.
En el caso de los RPBI la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) ordena que las instituciones generadoras, deberán contratar a una empresa autorizada por ella para la recolección y transporte de los Residuos Peligrosos. Por otro lado, para los residuos no peligrosos, se contempla en la LGPGIR y en la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal y de las demás entidades federativas que, los grandes generadores de residuos que no entren en la clasificación de recolección domiciliaria o establecimiento mercantil de ingreso menor deberán pagar las cuotas correspondientes por el servicio de recolección de basura, el cual es otorgado por empresas autorizadas para la recolección de residuos.
Este tiempo puede variar, dependiendo del tipo de parte (si es de uso común o no), localización de sus instalaciones y que tan reciente es el modelo del equipo. Un tiempo de espera estándar sería de entre 1 y 3 semanas.

No, de acuerdo a la Legislación vigente, la responsabilidad del generador termina hasta que se le da tratamiento o disposición final a los residuos; por lo tanto la responsabilidad es compartida.

Si bien tienen un manejo especial, la Legislación no los considera como Residuos Peligrosos.

No, estos residuos tienen un tratamiento especial y por su naturaleza son peligrosos por lo que no se pueden exponer al medio ambiente. Los RPBI se envían a plantas de tratamiento autorizados donde se les aplican técnicas para eliminar los agentes infecciosos y una vez tratados e irreconocibles se pueden disponer como residuos no peligrosos en sitios autorizados.

Nosotros podemos proporcionarle el servicio de manejo integral dependiendo de su generación y/o podemos capacitar continuamente a su personal para que ellos mismos hagan el manejo de los residuos dentro de sus centros de trabajo.

No, se llevan a una planta de tratamiento autorizada donde se les aplica un proceso controlado para su neutralización.
Sí. Los vehículos que se llevan tus residuos deben tener permisos para realizar la recolección, tanto por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como por parte del Instituto Nacional de Ecología (en el caso de los peligrosos). Además, los vehículos deben estar acondicionados de acuerdo al tipo de residuo, para garantizar el correcto transporte y cubrir todas las medidas de seguridad que se requieren.
Puede hacer contacto con nosotros a través de la hoja de contacto de esta página, por teléfono o por correo electrónico. Nosotros le pediremos todos los datos de la refacción que usted requiere para obtenerla en el menor tiempo posible.

Cotiza ahora

Scroll to Top

Cotización

Buscar en aseca.com