¿Qué materiales se pueden reciclar?

¿Qué materiales se pueden reciclar?

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o en materia prima para darles una nueva, previniendo el desuso de materiales potencialmente útiles, para de este modo reducir el consumo de nueva materia prima, el uso de energía, la contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos), así como también disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El reciclaje es un componente clave en la reducción de RSU (residuos sólidos urbanos) y es el tercer componente de las 3R (Reducir, Reutilizar y Reciclar)

Te puede interesar: Conoce los beneficios de una gestión de RSU responsable

Materiales que se pueden reciclar

Los materiales reciclables son muchos, estos son los más comunes que se producen día a día:

Envases de plástico (PET)

Las botellas de plástico de PVC o PET tardan se degradan en un periodo aproximado de 100 a mil años, es por esto que es importante depositar en el contenedor adecuado las botellas de agua, de detergente, o de shampoo. En México, los contenedores identificados con el ícono fácilmente reconocible de plástico normalmente son de color azul oscuro.

Briks o tetra bricks

Tetra Brik es uno de los contenedores para bebidas más eficientes del mundo. Estos envases están constituidos por un 70% de cartón, un 25% de polietileno (plástico) y un 5% de aluminio. Esta combinación hace que tarden muchos años en biodegradarse (cerca de unos treinta años) por medios naturales. Sin embargo, a pesar de toda esta complejidad, es un residuo totalmente reciclable al aprovecharse todos los elementos por separado, es por esto que su correcta separación agiliza el proceso de reciclado para su posterior reutilización.

Latas

Las latas están compuestas de aluminio y se pueden reciclar un número ilimitado de veces. La iconografía para los contenedores específicos a los que se destinan estos productos igualmente es fácil de reconocer, es el contenedor para metales y su color normalmente es el azul claro.

Papel y cartón

El reciclaje del papel y el cartón es importante porque permite reducir la cantidad de árboles que se tienen que talar para su fabricación. Revistas, periódicos viejos, caja de cereales, de zapatos… todos pueden ser reciclados para ayudar a reducir la sobreexplotación de los recursos naturales. El color para identificar los contenedores a los que deben destinarse estos desechos es el amarillo.

Vidrio

Este material se puede volver a reutilizar mediante un proceso de lavado de desechos o a través de su fundición y puede ser reciclado al 100% una cantidad indefinida de veces.  Para ello debemos separarlos del resto de materiales.

Pilas y baterías

Estos residuos nunca deben tirarse a la basura con el resto de los desechos debido a que tienen componentes altamente contaminantes y tóxicos, por lo que es muy importante llevarlas a los contenedores de residuos peligrosos específicos para pilas que se encuentran en diferentes puntos como pueden ser plazas o centros comerciales.

Madera

El reciclaje de madera es uno de los más limpios y económicos de todos los tipos de reciclaje. Sin necesidad de dar ningún tratamiento previo, todo el proceso está formado por medios físicos y maquinaria. Hay tres destinos principales para este material: fabricación de tablero aglomerado, valorización energética con producción de electricidad o fabricación de composta.

Consulta la forma correcta de separar tus RSU en la página de SEDEMA

Compartir el artículo:

Artículos que podrían interesarte:

Scroll to Top