Reciclaje de cartón

Proceso del reciclaje de cartón

El proceso del reciclaje de cartón y el papel aporta grandes beneficios para el medio ambiente, por cada tonelada de cartón que se recicla se ahorran 140 litros de petróleo, cincuenta mil litros de agua y 900 kilos de dióxido de carbono (CO2), el principal causante del cambio climático, frente a lo que requiere fabricar una tonelada de cartón nuevo.

Por lo tanto, reciclarlo representa el uso eficiente de la materia prima de los bosques, la reducción de los residuos, el ahorro de energía y  la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, generadas en los vertederos.

El reciclado consiste en reprocesar el cartón recuperado. El reciclaje ocurre cuando un producto ha cumplido su función original y se reprocesa para convertirlo en un nuevo material útil.

Los cartones plegables se reciclan en fábricas de reprocesado, donde se separan las fibras, que después se utilizarán para fabricar cartón u otro producto de papel. O también se utilizan para hacer composta, o si el reciclaje no es posible, se recupera su contenido de energía en un incinerador de energía a partir de residuos.

Para que el proceso de reciclaje sea efectivo, antes tiene que hacerse la recogida selectiva de los residuos de embalajes y envases de cartón y enviarlos a una planta de reciclaje, el cartón y el papel que se tiran en el mismo contenedor de reciclar no deben llevar residuos que puedan contaminar al resto del conjunto. Esto dificultaría mucho el proceso de regeneración ya que los materiales deben ser separados en las plantas de recuperación.

En general, las principales fuentes de recogida de papel proceden:

  • 50% de la industria y el comercio
  • 40% de las familias
  • 10% de las oficinas

Con el proceso industrial del reciclado de cartón se consigue un papel nuevo a partir de los residuos provenientes de manufacturas de papel, papel pre-consumidor (los que produce el fabricante en el proceso de elaboración) y post-consumidor (obtenido de lo que se tira en el contenedor).

Proceso del reciclaje de cartón:

1.- Plastificación del papel y cartón:

Se añaden disolventes químicos al material que se quiere recuperar para que las fibras de papel que lo componen se puedan separar.

2.- Filtración de papel y cartón:

Para llevar a cabo el proceso del reciclado es necesario tener una mezcla lo más homogénea posible; por eso se realiza una selección para separar todos aquellos materiales que no son papel o cartón.

3.- Centrifugado y triturado del cartón:

Estos residuos se deshacen en un contenedor con agua hasta formar una masa uniforme y se separan según su densidad. Después, el cartón pasa por una trituradora y por distintos filtros dónde pierde el metal, el plástico o la tinta que lo acompaña mediante burbujas de aire.

4.- Clasificación del material resultante:

Una vez que está completamente lavado y libre de sustancias contaminantes, la fibra resultante se divide en:

  • Celulosa corta, utilizada para el papel de periódico, aunque con un menor porcentaje de reutilización que la siguiente.
  • Celulosa larga, de donde sale el cartón o los folios de oficina, entre otros materiales.

Las papeleras para reciclaje de Glasdon son modernas y atractivas. Pueden ser utilizadas en interiores o en exteriores. Sin importar el tamaño de contenedor o bote que estés buscando, estamos seguros que con nosotros encontrarás una solución.

Compartir el artículo:

Más artículos:

Punto limpio: recolección y manejo de residuos

Nos hemos esforzado por ignorar la generación desmesurada de basura y el mal manejo de los desechos, ¿cómo podemos pensar en un ambiente limpio si no tenemos conocimiento de qué hacer para tener un mejor manejo de la basura y desechos industriales? Hemos escuchado mucho sobre cómo separar la basura y los residuos, sin actuar al respecto; además se nos olvida la importancia de cuidar el lugar en donde vivimos y aportar nuestro “granito de arena” para el beneficio de nuestro planeta.

máquinas de desazolve

La importancia de utilizar las máquinas de desazolve

Las redes de drenaje urbano se han desarrollado para recolectar y transportar el agua superficial y/o subterránea, manteniendo las calles y superficies drenadas, desde el sitio en el que se originan hasta la estación depuradora encargada de tratarlas. Además, el sistema de drenaje debe proteger las carreteras de erosiones e inundaciones. Cabe destacar que, la

Barredoras viales

Barredoras viales y limpieza de calles

Cuando vemos una calle invadida por basura, suele causarnos desagrado; ya que una ciudad sucia tiene consecuencias negativas, no sólo en el ámbito ambiental, sino también sanitario y visual. El barrido de calles es un servicio para el cual se dispone de una amplia variedad de herramientas, equipos y métodos, tanto manuales como mecánicos. Por

Scroll to Top